Actualización en HTA y Diabetes

HTA

El análisis comparativo de las últimas encuestas de salud ha demostrado que la prevalencia de HTA en la última década no ha aumentado, frenándose la tendencia de los últimos años. En cambio sí se ha comprobado un aumento significativo en el control de la HTA y del resto de FRCV, lo que supone un gran avance en la prevención de la enfermedad cardiaca.

Así se ha constatado una reducción del 35% en la mortalidad por CI. De ese porcentaje, el 48% (casi la mitad) es por control de FRCV. El porcentaje que corresponde al mejor control de la HTA es el 20%.

En cuanto a cifras de TA, a finales de 2009 se publicó una reevaluación de las directrices europeas en las que se recomiendan cifras de 130-135/80-85, intentando mantener en los niveles más bajos de este margen, pues se ha comprobado la gran dificultad de mantener unas cifras inferiores a estas (sobre todo en ancianos) y que el beneficio adicional que aportan es muy pequeño.

En DM siguen siendo las mismas: menos de 130/80.

Respecto a tto, se publicó que las familias que más adherencia al tto presentan son IECA, ARA II y Calcioantagonistas y que los dos primeros asociados a antiarrítmico disminuyen la incidencia de FA.

Otro estudio publicó que HTA es el factor que condiciona de forma aislada más riesgo de Enf. Cerebrovascular hemorrágica.

Diabetes Mellitus

En 2010 las nuevas recomendaciones de la ADA para el diagnóstico de DM han enmarcado en primer lugar la cifra de HbA1c, debido a que se ha comprobado que las consecuencias más peligrosas de la DM son la macro y microangiopatía, por lo que es necesario un buen control de las cifras de glucemia a lo largo de los meses.

La determinación de HbA1c es menos sensible pero más específico que la determinación de las cifras de glucemia.

Respecto al tratamiento se mantenía un polémica desde el año 2007 por la Rosiglitazona, pues se demostró en varios estudios que aumentaba el número de eventos cardiovasculares, por lo que tras varias reuniones se decidió su retirada del mercado el 23/9/10.

Además el grupo de trabajo de Corazón y DM de la SEC elaboró el algoritmo de tratamiento en pacientes con IC y CI, teniendo en cuenta sobre todo en que la elección del fármaco debe basarse en su menor riesgo de hipoglucemias y en su mejor perfil de riesgo CV.

En pacientes con DM+Insuficiencia cardiaca, está indicado empezar el tto con Metformina. El siguiente escalón sería añadir a la Metformina: IDPP-4 (inhibidor de la dipeptidil peptidasa 4) ó Sulfonilureas.

El último paso sería Metformina e insulina.

El paso de un escalón a otro se establece si con el anterior no se ha conseguido mantener HbA1c por debado de 7%.

En DM+IC están contraindicadas Glitazonas.

En pacientes con DM+ Cardiopatía isquémica está igualmente indicado comenzar con Metformina. El siguiente paso sería metformina+IDDP-4 o SU o Glitazona.

Si no se controla el siguiente paso es Metformina+Glitazona+SU o bien Metformina+Insulina.

En este caso hay que tener en cuenta que si a pesar del tratamiento con Metformina el paciente presenta HbA1c mayor de 9%, se pasa directamente a insulina+Metformina.

GERIATRÍA

Los ancianos son el grupo poblacional más afectado por la mayoría de patología cardiaca, sin embargo siguen siendo los más olvidados en cuanto a estudios de investigación se refiere y la mayoría de las veces se extrapolan a ellos datos obtenidos con población más joven, con los riesgos que eso conlleva al presentar más comorbilidades.

1.INSUFICIENCIA CARDIACA.

Sigue siendo uno de los problemas de salud más importantes, con un aumento de la incidencia y de la prevalencia debido al aumento de la edad en la población.

Sin embargo, a pesar de los avances terapéuticos sólo se ha podido constatar una ligera mejora en la supervivencia y una leve disminución del tiempo de ingreso de los pacientes (pero el número de reingresos es cada vez mayor).

Respecto a novedades en tratamiento destaca el estudio SHIFT de 2010 en el que Ivabradina desmostró una reducción de la mortalidad por IC y una disminución de los reingresos.

Pero tiene como efectos secundarios BC sintomática y fotopsias, por lo que es necesario un nuevo estudio para establecer la relación eficacia-efectos colaterales.

Se ha visto que el tratamiento no farmacológico (modificación del estilo de vida) también influye en la mortalidad y en los reingresos y que sus efectos perduran a largo plazo, sobre todo influyendo sobre los reingresos.

2.VALVULOPATÍAS.

El principal interés científico en 2010 ha estado en el tratamiento de la estenosis aórtica, especialmente mediante catéter.

La mayoría de las series publicadas muestran un alto porcentaje de ancianos con mortalidad menor del 10% a los 30 días a pesar de ser pacientes de alto riesgo.

No existen aún estudios que comparen las tres modalidades de tratamiento de esta valvulopatía en ancianos: Sustitución quirúrgica, sustitución transcatéter y tratamiento conservador.

3.ARRITMIAS.

Las mayores novedades se han producido en el tratamiento antitrombótico de FA y se ha establecido que la edad es un FR más importante de lo que se consideraba antes.

Así, las guías establecen una nueva escala de riesgo en función de la cual los pacientes con FA+≥75años:anticoagulación y los pacientes con FA+65-74años+1FR: anticoagulación.

Las guías previas recomendaban al menos otro factor de riesgo en mayores de 75años para indicar anticoagulación.

A pesar de esto muchos médicos prefieren no indicar anticoagulación en mayores de 75 años por el elevado riesgo hemorrágico, por lo que se ha establecido una escala en la que evaluar individualmente a los pacientes con 3 puntos o más para decidir si usar anticoagulación o antiagregación.

La mayor revolución en este sentido se ha producido con el desarrollo de nuevos anticoagulantes (Dabigatrán) que no requieren controles periódicos y podrían tener un perfil de seguridad mejor que los inhibidores de la vitamina K.

En cuanto al desfibrilador automático implantable destaca un estudio para valorar si el DAI en prevención primaria es coste-eficaz independientemente de edad y comorbilidades.

Concluyó que el DAI alargó la supervivencia y resultó coste-eficaz independientemente de la edad y comorbilidades, excepto en paciente con Insuf. Renal, donde la supervivencia se redujo significativamente.

4.CARDIOPATÍA ISQUÉMICA.

No hay novedades en el tratamiento, tan sólo destaca una publicación que pone de manifiesto la falta de evidencia del empleo de dosis de carga de Clopidogrel en anciano con SCACEST y otra que establece que la revascularización coronaria como estrategia incial NO es superior al tratamiento médico en el anciano con SCASEST.

Autora: Jéssica Robles Martín (MIR MFyC en rotación por Cardiología HAR Guadix)
Tipo de sesión: Revisión bibliográfica

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s